menu
Principal

/

Kids

/

Ropa de cama para bebés y niños

/

Colchones para bebés y niños

Colchones para bebés y niños

22 productos

Todos los padres saben que el sueño de sus hijos es fundamental para su salud. Incluso antes de su nacimiento, la habitación del bebé es el principal centro de atención. Además de la decoración, la cama del bebé es el elemento que requiere una mayor atención. Después de elegir la cuna, que ya es un auténtico quebradero de cabeza, llega el momento de elegir el colchón para terminar de crear un espacio acogedor para el niño. Debe ser cómodo y proporcionar seguridad, higiene y bienestar para las agitadas noches de los niños pequeños. Cuanto más crece el niño, más debe adaptarse el colchón a su morfología y a su cama. Materiales, tamaños y otras detalles... te contamos cómo elegir un buen colchón para tus hijos.

¿Cómo elegir un colchón para bebé?

A la hora de elegir un colchón para la cuna, este debe adaptarse perfectamente al tamaño de la cuna. Mientras que los colchones para cochecitos suelen medir 33 x 72 cm, una cuna o una cama para bebé es un poco más grande y requiere un colchón para bebé de 60 x 120 o 70 x 140 en la mayoría de los modelos estándar. Debe ser cómodo, ni demasiado firme ni demasiado blando, para cumplir bien su función de soporte. Para garantizar una buena higiene, algunos colchones para bebés llevan una funda que se puede lavar a máquina. Los modelos reversibles tienen un lado cálido para el invierno y un lado más transpirable para el verano. Finalmente, los colchones evolutivos se adaptan al crecimiento del bebé hasta que alcanzan el tamaño de un colchón para niños.

¿A qué edad se debe cambiar de un colchón de bebé a un colchón de niño?

Aunque este criterio es sumamente variable según el niño, el paso de un colchón de bebé a un colchón de niño suele producirse entre los 2 y los 3 años. Por motivos de higiene y comodidad, no es recomendable utilizar un colchón usado, que ya haya utilizado el hijo mayor, para ponerlo sobre la cama del menor. Es posible que haya perdido firmeza y ya no ofrezca un buen soporte. Un colchón junior puede durar varios años y, por lo tanto, debe elegirse con cuidado. Debe adaptarse al tamaño de la estructura de la cama. Un colchón para niño de 90 x 190 generalmente se ajusta al tamaño de una cama individual, pero algunos modelos están disponibles en 90 x 200 o 80 x 200.

¿Qué materiales son recomendables para un colchón de bebé o de niño?

Los colchones de espuma son muy duraderos, fáciles de manejar y tienen memoria de forma. A menudo ofrecen una buena relación calidad-precio. El látex, preferiblemente natural en lugar de sintético, es un material flexible y agradable. Previene el desarrollo de bacterias y posee interesantes propiedades termorreguladoras, al igual que la lana, que es reciclable y natural. En la familia de los materiales ecológicos, la lana de coco, el Tencel, elaborado a partir de pulpa de madera o la fibra de bambú, tienen buenas capacidades de absorción y suelen ser antibacterianos.

Los colchones para bebés y niños de Maisons du Monde se seleccionan siguiendo criterios exigentes de calidad y durabilidad. Hacemos hincapié en que sean respetuosos con el medio ambiente y con la salud de los niños. 

  • store

    Asesoramiento y venta

    912 15 82 26

  • store

    Recogida gratuita

    en tienda

    excepto marcas externas

  • store

    Pago seguro

    Mastercard / Visa / PayPal

  • store

    Devoluciones gratuitas

    durante 30 días

    excepto marcas externas

¡Síguenos en las redes sociales!

Avisos legaisCGV Maisons du MondePlano del sitioDatos personalesCGV - profesionalesClasificación de las ofertasTérminos y condiciones de uso del marketplaceTérminos y condiciones de uso del marketplace para negocios

Cookies