Filtros

Filtrar por

55 productos
Has visto 40 productos de 55

Escritorio infantil

Para acompañarle en su periodo escolar, tu hijo se merece lo mejor y, en ese sentido, el escritorio infantil es un básico. A estas edades, es una pieza central de la habitación, ya que sirve para hacer los deberes pero también puede convertirse en un auténtico núcleo de creatividad. Ayúdale a elegir el modelo más adaptado a sus necesidades y, también a personalizarlo.

Encuentra el modelo de escritorio más adecuado para la edad de tu hijo

Hay un escritorio infantil para edad. Cuando sea pequeño, elige un escritorio fácilmente transformable en mesa de juegos. Tu hijo podrá realizar en él sus primeros dibujos y también usarlo como soporte para sus juguetes de la infancia. Deberás poder moverlo fácilmente para tenerlo siempre a tu lado.

Con el paso de los meses, sus necesidades dejarán de ser las mismas. Un pequeño escritorio es ideal para acompañarle hasta que empieza en preescolar. Ya en primaria, tu peque deberá contar con una zona tranquila para estudiar. En ese momento deberás plantearte cambiar la mesa por un escritorio infantil de mayor tamaño.

Escritorio ideal para un adolescente

Al hacerse mayor, tu hijo ve cómo aumenta su carga de trabajo. Cada vez pasa más tiempo trabajando y haciendo los deberes, así que necesita un escritorio adecuado para ello. Debe ser de grandes dimensiones y contar con mucho almacenamiento. Por ejemplo, los cajones le permitirán guardar su material y sus cuadernos. También puedes colocar una estantería a juego para sus libros y sus manuales escolares.

¿Cómo personalizar un escritorio infantil?

Deja que tus peques decidan cómo quieren que sea su habitación. Pueden elegir la lámpara, el material escolar y, por qué no, algunos objetos de decoración. Así se sentirá totalmente a gusto para trabajar. No descuides el color del mueble. Para un escritorio infantil, el negro y la madera son perfectos. Su sobriedad y su modernidad se adaptan a cualquier tipo de decoración, haciéndola atemporal. El blanco también es ideal, ya que permite que el mueble pase desapercibido en la estancia sin sobrecargarla visualmente. Después podrás aportar calidez con algunos elementos de color (lápices, estuche, portalápices, etc.) y también con una silla de escritorio original.

Cuando a tu hijo ya no le sirvan algunos objetos, Maisons du Monde te recomienda que no los tires. Déjalos en los puntos de recogida dedicados para ello para que sean renovados y reutilizados. Más adelante podrán hacer feliz a otro niño.