Filtros

Filtrar por

324 productos
Has visto 40 productos de 324

Ropa de cama infantil

Ofrece a tu hijo un sueño reparador ayudándole a estar a gusto en su cama. Para que sueñe con los angelitos, hazte con uno de nuestros originales y modernos juegos de cama infantiles. Y, para cuando refresque por la noche, nada mejor que una manta para abrigarse y crear un bonito espacio acogedor.

Ropa de cama infantil agradable para envolverles con suavidad

Las fundas de edredón, las sábanas y las fundas de almohada se alían para ayudar a tu peque a dormir. Elige un juego de cama infantil acorde con el resto de su dormitorio, con el estampado y los tonos que más os guste, ya sean vivos o más bien sutiles. Estrellas, lunares, formas geométricas y estampados varios aportan estilo y originalidad. A juego con su dormitorio, la ropa de cama infantil añadirá un toque de fantasía a su imaginación gracias a nuestras temáticas variadas. Con ilustraciones mágicas, florales o urbanas, nuestros juegos de cama infantiles llevan unicornios, dinosaurios, coches y animales de la selva o del bosque que harán soñar a tus hijos. Gracias a su cierre con cremallera o botones, las fundas son fáciles de colocar y se sujetan perfectamente. ¿Tu hijo adolescente se hace mayor y quiere cambiar su decoración? No tires su ropa de cama infantil: llévala a un punto de recogida, donde podrá reciclarse o reutilizarse y disfrutar así de una segunda vida. Maisons du Monde se compromete con el medio ambiente seleccionando para ti unos materiales de calidad, sin riesgo para la salud y fabricados según unos procedimientos sostenibles y responsables, con total transparencia

Una manta infantil para un confort total en el dormitorio

¿Llega el invierno y tu peque necesita abrigarse? Nuestras mantas infantiles serán las mejores amigas de tu pequeño. Práctica y reconfortante, una mantita suave y afelpada es un artículo imprescindible en cualquier armario y, además, te resultará de gran utilidad con el paso del tiempo. Al poco de nacer, no solo protegerá al bebé del frío durante las salidas en coche o en la silla de paseo, sino que, además, te puede servir para cambiarlo. Cuando tu hijo crezca, podrá seguir abrigándose con ella y envolverse en su tejido, suave como una caricia. Si te llevas la manta de viaje, podrás usarla para taparte o para hacer un picnic. En su dormitorio, puede servir de alfombra de juegos o alegrar su colchón para darle calor a la hora de la siesta y de irse a “mimir”. Para niña o para niño, nuestras mantas llevan motivos suaves o vivos, para que elijas el que mejor combine con la decoración de su dormitorio y el resto de la ropa de cama infantil. Por supuesto, también podrás colocarla en el sofá del salón o usarla como colcha. ¡Al final siempre mandas tú!