Filtros

Filtrar por

702 productos
Has visto 40 productos de 702

Ropa de cama para bebés y niños

En sus primeros años, los niños pasan mucho tiempo en la cama. Por eso, es fundamental elegirla con cuidado para que le pueda acompañar durante mucho tiempo. Maisons du Monde te ofrece multitud de camas para tu bebé y tus hijos.

Para el bebé, una cama cómoda y segura

Hasta que empiece a caminar por su cuenta, tu bebé necesitará una cama que evite que se caiga al suelo. El moisés suele ser el primer sitio donde pase la noche: su base un poco elevada te permitirá cogerlo en brazos sin tener que agacharte demasiado. Cuando crezca, opta por una cuna para que pueda dormir tranquilo y protegido. Algunas camas están diseñadas para hacer colecho y puedes colocarlas cerca de tu cama, bajando una de las paredes.

Al cabo de un tiempo, tu hijo querrá una cama de mayor en la que pueda entrar y salir sin ayuda. No existe una edad ideal para esta transición, pero es recomendable hacerlo cuando el niño empiece a trepar por los barrotes de la cuna.

Puedes optar por una cama para bebé y niño evolutiva que se vaya adaptando al crecimiento del niño. Al principio, será un moisés con cambiador, o incluso una cómoda para guardar todas sus cosas. Después, se convertirá en una cuna con barrotes y finalmente en una cama sin barrotes. Esta solución es perfecta si la superficie de la habitación del bebé es reducida. 

Una cama de mayor para niños

No dudes en hacer que tu hijo participe en la elección de su cama: este mueble le va a acompañar durante varios años, así que es bueno que se involucre desde el principio. Dependiendo del espacio disponible, puede elegir una cama simple o una cama que ofrezca espacio de almacenamiento o una zona de escritorio. Si dos niños duermen en la misma habitación, unas literas pueden resultar útiles para ahorrar espacio.

Cuando vengan sus amigos a dormir, una cama nido con cajón es la opción ideal. La cama cabaña, con una estructura de madera o de metal sobre la que puede colgarse un cielo de cama o una tela estampada, es una opción que siempre encanta los niños. Para los adolescentes, una cama elevada permite contar con una cama en altura y aprovechar el espacio de debajo para colocar muebles de almacenamiento, un escritorio o un sofá.

Ciertos modelos de nuestras camas de madera están fabricados con materiales procedentes de bosques gestionados de manera sostenible. Las pinturas y barnices también son respetuosos con el medio ambiente y la salud, especialmente para los más pequeños.