1
2
3

Alacena de 4 puertas y 2 cajones de mango macizo blanco Versailles

1 490,00 €

En stock

Gastos de envío estimados

A domicilio 69,00 €

Más información sobre entrega y Devoluciones gratis

Descripción

La alacena con 4 puertas y 2 cajones de mango macizo blanco VERSAILLES se baña en un estilo clásico atemporal que nos seduce. Este mueble de almacenaje, fabricado totalmente en mango macizo blanco, luce un bonito efecto patinado y un acabado ligeramente envejecido, y el resultado lo demuestra. Reinará con orgullo en tu sala de estar, lucirá tus objetos más bonitos gracias a sus 2 repisas fijas y a sus 2 repisas extraíbles de mango macizo que se esconden tras las 2 puertas de vidrio. Más abajo descubrirás 2 cajones que albergarán tus cubiertos y objetos más pequeños. En cuanto a la parte baja de la alacena, dispone de una repisa extraíble tras las 2 puertas.

Este producto forma parte de la gama Versailles

En esta gama, el negro revisita la línea clásica y chic de los muebles con estilo.
Los tableros de mango macizo, ligeramente al albayalde en blanco, contrastan con elegancia con la pátina negra a pincel y envejecida mediante lijado artesanal. Los cajones dinámicos y esculpidos contribuyen con el estilo de época.
Los herrajes de latón patinado y esculpido confieren un carácter auténtico a la colección. Una capa de cera añade brillo y facilita el mantenimiento.

Producto

Producto
Ref.: 196501
Dimensiones (cm): Alto223 x Ancho145 x Profundo45
Peso (kg): 140
Made In Inde
2 partes para montar

    Información complementaria

    Estructura, cajones y repisas: mango macizo, pintura nitrocelulósica, color blanco, efecto patinado y ligeramente envejecido
    Puertas: árbol de mango y vidrio templado (4mm de espesor)
    Paneles superiores y fondo de los cajones: paneles de fibra de densidad media
    Repisas: parte superior 4 repisas, de las cuales 2 fijas y 2 extraíbles y ajustables, parte inferior: 1 repisa extraíble
    Tiradores: botón, metal con acabado de latón envejecido

    Este producto es reciclable. Al final de su vida útil, llévalo a un punto de recogida.